Tras la primera guerra contra la Legión Ardiente (10.000 años calendario de Azeroth) y la destrucción del pozo de la luna original, la raza elfica se dividió en tres: Los elfos nocturnos (Kel’Dorei) que siguieron los pasos de San Do Stormrage (también conocido como Malfurión) que renunciaron a la vida diurna y al uso de la magia para no volver a atraer la atención de la legión, armonizaron sus vidas con la naturaleza y su tez se tornó oscura.

Los seguidores de la caída princesa Aszhara (Sin’Dorei) partidarios del uso de la magia y la civilización para mejorar sus condiciones de vida, abandonaron Kalimdor y buscaron un nuevo hogar allende los mares, desembarcando y construyendo su nuevo hogar en la península de Quel Thalas
(Según la biblioteca secreta de los Altos Elfos 6800 años antes de la Primera Guerra)

Los Altos Elfos, liderados por Dath´Remar, dejaron Kalimdor atrás y retaron las tormentas del Maelstrom.

 

Sus flotas navegaron el ancho mundo por muchos años, y descubrieron misteriosos reinos perdidos a lo largo de su viaje. Dath´Remar, quien había tomado el nombre de Sunstrider (“El que camina de día”), buscaba lugares de gran poder sobre los cuales construir el nuevo hogar de su pueblo.

Su flota finalmente llegó a las playas de un continente que más tarde sería llamado Lordaeron. Desembarcando, los altos elfos fundaron un asentamiento en los tranquilos Claros de Tirisfal. Después de pocos años, muchos de ellos comenzaron a volverse locos. Los sacerdotes altos elfos teorizaron que algo maligno dormía en esta parte particular del mundo, pero los rumores nunca pudieron ser probados. Los Altos Elfos levantaron su campamento y se movilizaron hacia el norte, donde existía otra zona rica en energías.

El Concejo de Silvermoon fue fundado para regir el poder sobre Quel´thalas, pero la dinastía de los Sunstrider siempre mantendría un módico poder político sobre la ciudad. Compuesto por siete de los más grandes señores de los Altos Elfos, el Concejo trabajaba para asegurar la seguridad de las tierras elfas y su pueblo. Rodeados por su barrera protectora, los Altos Elfos olvidaron las advertencias de los Elfos Nocturnos y continuaron usando la magia en casi todos los aspectos de sus vidas.

En el centro de Silvermoon, sobre una enorme isla al norte de Zul’Aman, crearon el Pozo del Sol, con aguas remanentes del Pozo de la Eternidad que habían traído desde Kalimdor. Casi por cuatro mil años los altos elfos vivieron pacíficamente dentro de la seguridad de su reino. Sin embargo, los conflictivos trolls no eran fáciles de derrotar. Estos se escondían en la profundidad de los bosques y esperaban que el número de sus bandas creciera. Hasta que, finalmente, un poderoso ejército troll emergió de los sombríos bosques e inició el asedio de la brillante Quel´thalas.

Idioma: Español

Administrador: Skalius

Gm´s: Dracktheron

Moderadores: Flecher

 

Servidor: WoW Temple 3.3.5a

Estado: On

Realmlist: Set realmlist 5.98.202.188

Contacto: